Envíos a Todo México

Las estufas son indispensables para cualquier cocina. No importa que se tenga planeado equipar una cocina industrial o una doméstica. Por ello, es importante tener claro que existen diferentes tipos de estufas y que cada una busca resolver diferentes necesidades. Estas son solo algunas de las características que tienen cada una de ellas.

¿En qué se diferencia una estufa?

Antes que nada, es muy importante distinguir una estufa del resto de los aparatos para la cocción (como las parrillas o los hornos). Una estufa se distingue de los otros instrumentos de cocina porque, en la mayoría de los casos, cuenta con un horno y suele ocupar un espacio fijo. En cambio, una parrilla solo cuenta con quemadores integrados y, en la mayoría de los casos, es portátil.

Ahora, ¿En qué se distingue una estufa de un horno? Usualmente, las estufas trabajan con temperaturas establecidas entre ciento cincuenta  y ciento noventa grados, mientras que un horno puede llegar hasta los tres mil grados, en algunos  casos. Además, un horno trabaja sobre ambientes cerrados, contrario a la estufa,  que suele trabajar al aire libre.

Pero… ¿Cuántos tipos de estufas existen?

Podemos dividir a las estufas en dos grandes categorías; las domesticas y las industriales. Sin embargo, estas dos también pueden dividirse en diferentes clases debido a las características tan diferentes que poseen.

Las estufas domésticas destacan por el uso en labores del hogar. Usualmente, este tipo de aparatos cuentan con menos calentadores (casi siempre tienen menos de 5) que los que están destinados para el uso industrial y no están fabricadas con acero inoxidable.

No obstante, esto no significa que la comida hecha en ellas sea de menor calidad que la que se cocina en estufas destinadas al trabajo duro. Si se emplean de manera adecuada, podemos lograr resultamos muy similares.  Es común que estas estufas tengan entre cuatro y cinco calentadores circulares y un horno incluido.

¿Usan el mismo método?

Las estufas utilizan diferentes métodos para lograr la cocción perfecta. Sin embargo, existen dos que sobresalen; las que usan gas y las que usan electricidad. Cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes.  En las primeras (las de gas), se puede lograr una mejor manipulación de la temperatura mientras que en las segundas se logra un ahorro significante de energía, sobre todo cuando lo que se busca es cocinar pequeñas cantidades de comida.

¿Y las hechas con acero inoxidable?

Es común que las estufas fabricadas con acero inoxidable estén destinadas a labores más duras; por ello se les llama estufas industriales. La resistencia del material inoxidable con el que están fabricadas, permite que estos aparatos tengan una mayor calidad de vida y sean usadas en negocios especializados para la preparación de comida.

Precisamente por el tipo de trabajo tan constante, es común que, quien usa estufas industriales opte por el gas, ya que permite mejor control de la temperatura y una manipulación más exacta de los sabores.

Una de las grandes ventajas de las estufas industriales es que pueden ser fabricadas acorde a la medida de las necesidades. Esto quiere decir que se pueden encontrar gran variedad de tipos en el mercado, desde algunas que cuenten con planchas o parrillas, hasta las que posean puertas y hornos especiales, todo depende del tipo de comida que se desea cocinar.

No cabe duda que las estufas son una de las partes más importantes de una cocina. Si se busca cuidadosamente, se es capaz de encontrar una que responda a las necesidades exactas de lo que se necesita. Si quieres conocer toda la variedad de productos que existen para el mercado, no dudes en acudir a Cookinox, contamos con un amplio surtido para la cocción de alimentos.

 


Envíos a Todo México

Atrás
error: Contenido protegido