fbpx

Cookinox

¿Cuáles son los equipos para restaurante básicos con los que un negocio de comida debe iniciar?


Envíos a Todo México

Los equipos para restaurante los puedes adquirir poco a poco. Sin embargo, debes comenzar con invertir en los más esenciales.

Los equipos para restaurante son las herramientas básicas para brindar un buen servicio. Si estás por comenzar un negocio de comida, debes tener presente que la inversión inicial será la más importante. Básicamente, será la que construya los cimientos para hacer crecer tu proyecto. Sin embargo, no debes adquirir todo lo que imaginas de un solo golpe. La idea es que elijas lo realmente necesario para iniciar y darte a conocer sin caer en el error de comprar de más. Con la intención de ayudarte a prevenir gastos innecesarios, sigue nuestras recomendaciones.

Para poner un restaurante o negocio de comida, primero debes pensar en lo esencial. Puede que todos los detalles sean importantes, sin embargo, es cuestión de priorizarlos. En ese sentido, divide tus gastos en el personal básico requerido y el equipo indispensable para laborar y cumplir las demandas de tus clientes potenciales. Comenzar con un equipo de trabajo aproximadamente de 5 a 10 personas es una buena opción. Ahora, una vez que los elijas, también te recomendamos apoyarte de ellos cuando realices la compra de los utensilios y materiales de cocina.

Otro elemento inicial a considerar es la elaboración de un presupuesto. La idea es que establezcas un tope de gastos que te impida endeudarte por comprar lo que no requieres en el momento. Además, así podrás distribuir y también dar prioridad a algunos artefactos en función del tipo de comida que ofrecerás a tus comensales. Recuerda, deberás realizar tu inversión en función de los objetivos de tu negocio, los platillos que preparas, tu poder adquisitivo inicial y lo que realmente necesitas.

¿Qué equipos para restaurante debes contemplar si estás empezando?

Los especialistas en cocina y el sector de restaurantes cuentan con un listado de elementos básicos para integrar un negocio de comida. En cuanto al equipo, debes considerar los siguientes elementos:

  • Equipo inicial. Incluye estufa, refrigeradores, horno de microondas, lavaloza, y congeladores. También, se debe contemplar una mesa de trabajo, asador, licuadora, freidora y una tarja. Estos instrumentos te permitirán mantener un entorno de trabajo limpio y las materias primas en buen estado.
  • Utensilios. Son todos los materiales que incluso puedes encontrar en casa. Por ejemplo, sartenes, cazuelas, ollas, comal, entre otros. La selección dependerá del tipo de comida que deseas preparar y deben ser de manejo profesional.
  • Loza, cristal y cubiertos. Incluye tazas, platos, cubiertos y otros materiales de cristalería. Según diversos portales, el cálculo de lo requerido en este aspecto se obtiene a partir de multiplicar el número de comensales que puedes recibir, por 1.5. Así, tendrás mayor certeza de que no estás comprando de más.
  • Mantelería y uniformes. Ambos elementos son fundamentales para cuidar la higiene de la cocina. Ya se ha mencionado anteriormente que la preservación de la inocuidad de los alimentos debe estar entre tus prioridades. Por ello, recuerda adquirir la cantidad de servilletas, manteles, cofias y delantales necesarios para que los comensales perciban un entorno pulcro y de excelente imagen.
  • Maquinaria. Su adquisición dependerá de las dimensiones del negocio y de tu capital inicial. Deberás valorar su ajuste a tu presupuesto. En este ámbito se incluyen el aire de lavado de cocinas, aire acondicionado para comedor y máquina lavavajillas.

No olvides que todos los equipos para restaurante deberán ser de acero inoxidable.

Al cuidar el material de tu equipo de trabajo, se favorece la higiene de los alimentos, los cuales debes considerar de igual forma en tu presupuesto. También, si compras equipos resistentes y de acero inoxidable, podrás limpiar el área de trabajo con mayor facilidad. Además, serán herramientas de larga duración por lo que comprenden inversiones clave a largo plazo. Con ello en mente, también procura que el resto del equipo de restaurante sea de la mejor calidad posible. Recuerda, lo barato puede salir caro. Es el comienzo de tu gran negocio, ponlo en manos de los expertos.

 


Envíos a Todo México

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
error: Contenido protegido